El ama

Comedia lírico-dramática en tres actos y en verso, original

Año de composición

1933

Autor del texto

Luis Fernández Ardavín

Acción

En Candelada, un pueblo imaginario de Castilla. Época actual [1933]

Plantilla instrumental

1+1.1.2.1 - 2.2.3.1 - Tim - perc – arp - cu - rondalla

Reparto

Rafaela, sobrina del cura, quiere a Clemente y es pretendida por Esteban (soprano)
Rufina, hermana de Rafaela y novia de Simón (soprano cómica)
Esteban, rico del pueblo y enamorado de Rafaela (barítono)
Clemente, cortejador de Rafaela y futuro marido de Sofía (tenor)
Simón, sacristán que pretende a Rufina (tenor cómico)
Don Ventura, cura (bajo)
Seis mujeres, coplero (tenor cómico) 

Partes de la obra

Acto I
Preludio y 1. Escena ("Santo Cristo bendito de las cosechas..."). Simón, Esteban, cabrero, lavanderas -segundas tiples- y coro
2. Dueto cómico ("Toda la vida a tu lado..."). Rufina y Simón
3. Las ofrendas ("Al Cristo de las cosechas..."). Rafaela, Rufina y 8 molineras
4. Tonada castellana ("El que de robarme trate..."). Rafaela, Don Ventura, Rufina, Clemente, Simón, mozos -coro de caballeros-, mozas -segundas tiples- y coro
5. Romanza ("Dila que puesto a querer..."). Esteban
6. Jota castellana ("¿Tanto le quieres?..."). Todas las partes que están en escena, mozas, mozos y coro
Acto II
Preludio
7. Dúo ("¿Qué tienes, Esteban?..."). Rafaela y Esteban
8. Coplas del catalejo ("Detrás de una zarzamora..."). Simón, Rufina, 8 mozos y 8 mozas
9. Final del acto II ("Santo Cristo bendito de las cosechas..."). Rafaela, Esteban y Clemente -coro dentro-
Acto III
Intermedio
10. Romanza ("Mala estrella la mía..."). Clemente
11. Serenata ("Señorama, señorama tu cariño..."). Esteban y mozos -coro de hombres-
12. Escena y coro ("Somos los curdas de antaño..."). Esteban, 6 mujeres, segundas tiples y coro
13. Los de Jumera ("Venimos de la pradera..."). Todos los del número anterior
Final ("Señorama, señorama..."). Todos los personajes y coro

Estreno

Lugar: Teatro Ideal, Madrid
Fecha: viernes, 24 de marzo de 1933
Intérpretes: María Badía (Rafaela), Rosita Cadenas (Rufina), Srta. Balaguer (Sofía), Sra. Argota (Melchora), Srta. Achaerandio (moza 1ª), Srta. Ruiz (moza 2ª), Luis Sagi-Vela (Esteban), Juan García (Clemente), Arturo Lledó (seis mujeres), Sr. Alares (Simón), Sr. Ruiz (don Ventura), Sr. Román (Donato), Sr. Rubio (hombre 1º), Sr. Pedrote (mozo 1º), devotas, molineras, mozas, labradoras y segadoras, mozos y labradores.
Director de orquesta: Jacinto Guerrero
Director concertador: Agustín Moreno Pavón
Decorados: Manuel Fontanals
Vestuario: Peris

Ediciones

Libreto: SGAE, Madrid, 1933
Canto y piano: Faustino Fuentes, Madrid, 1933 (3. Las ofrendas – 4. Tonada castellana – 10. "Mala estrella la mía" Romanza de Clemente – 11. Señorama-canción coreada – 13. La jumera)
Banda: Harmonía, Madrid, sin fecha (Fantasía)

Grabaciones

Observaciones

Existe una versión para voz y piano de la obra completa autógrafa de Guerrero, fechada en 1932, antes del estreno de la versión final orquestada.

Comentarios

Argumento
La acción se inicia en la sala rectoral de un pueblo donde Esteban, mozo adinerado y trabajador, comunica a Don Ventura, el cura, que está enamorado de Rafaela, su sobrina mayor, pidiéndole que interceda para que ella le acepte. Al parecer, el Cristo de la Agonía ha dicho a Esteban que Rafaela será su mujer. El cura acepta el encargo, advirtiendo a Esteban que Rafaela es pobre. Mientras, a Rufina hermana de Rafaela la pretende Simón el sacristán, pero ella le rechaza porque gana poco dinero. Aunque todos tratan deconvencerla, Rafaela no acepta a Esteban porque calladamente quiere a Clemente quien ha dejado embarazada a  Sofía, según confiesa esta al cura. Don Ventura reprocha a Rafaela que no le dijera la verdad. Ella confiesa que es novia de Clemente y Don Ventura le responde que no es posible, pues este ha burlado a Sofía y debe pagar por ello. Rafaela acaba por admitirlo. Clemente huye muy lejos y Rafaela se casa con Esteban. Pasados los años, Clemente vuelve  al pueblo con unos forasteros de mala pinta que soliviantan a los mozos. Se celebra la fiesta del Cristo de la Agonía y todos se preparan para la procesión. Rafaela se queda sola y aparece Clemente para decirle que viene por ella. Pero Rafaela le habla de Sofía y de su hijo y le pide que se vaya. Cuando Clemente sale de la casa se cruza con Esteban, suena un disparo y Rafaela cae herida. El pueblo celebra la salvación de Rafaela quien comunica que está embarazada. Arrepentido, Clemente regresa para casarse con Sofía. Todos atribuyen el milagro a Rafaela y con un canto a Castilla, termina la obra. 

Críticas
"Este es el mayor acierto de El ama... la fidelidad en la pintura del ambiente castellano, que no se localiza en provincia determinada, sino en un pueblo imaginario... permitiendo al maestro Guerrero colocar muchos aires de folclore..." (A.C. en ABC (Madrid), 25 de marzo de 1933)

"El ama es una partitura amplia, copiosa, fresca e inspirada que merece todos los elogios y que, especialmente en el primer acto, marca unos deseos de superación  en estilo tan dignos como bien logrados... En este primer acto domina el tipo de zarzuela clásica al viejo molde con las obligadas figuras cómicas y serias, y Ardaví logra mantener su prestigio de libretista hábil, avalorado por una interpretación excelente. Más el libreto se desenfoca en el acto segundo al pretender dar tintes de actualidad a los arcaicos tipos y situaciones, que en vano intentan convencer de un realismo que carecen... el propio compositor no ha podido sustraerse al declive del libro y, a pesar de que abundan los números inspirados y de efecto, la música baja de tono... Creemos que el maestro Guerrero conseguirá llenar muchas noches el teatro de que es empresario." (José Forns. "Y en el ideal el maestro Guerrero consigue un gran triunfo con su zarzuela 'El ama'". Heraldo de Madrid, 25 de marzo de 1933)

"El maestro Guerrero, en cada nueva obra descubre un nobilísimo afán de superación [...] y ahora, con El ama, lo afirma en términos que exceden a lo sospechado [...] Toda la música de El ama, encaja perfectamente en el intento de reflejar con la máxima fidelidad el ambiente castellano, responde a un afán de progresivo acierto, y en números diversos, que no citamos, porque todos ellos son igualmente merecedores de una elogiástica mención especial, la inspiración del maestro Guerrero y su sabia técnica se desbordan en ricas melodías de atrayente y gustosa sencillez, en primores de una instrumentación exuberante en graciosa comicidad, en frases rotundas de amor, de odio y de desesperanza, que el público todos los días, desde el estreno, ovaciona y aclama con entusiasmo justificado." (Pablo Pérez: "Farsas y farsantes", Mundo Gráfico (Madrid), 5 de abril de 1933)